sábado, 1 de diciembre de 2012

F  o  E  m  A  s

Imágenes de Gustavo Piccinini  y textos de Daniel Amador
La Idea es poner voz a las Imágenes que Guti me envía semana a semana desde Falería. Yo aquí, en Lomas del Mirador les pongo la voz que despiertan en mi...




Desdoblada
en distancias
en geográficas ausencias
Ansiada
en esperas
en amigables abracadabras
Presente
en la luz
en la canción que habla de retornos
Cielo, mar,
aire, luz
bruma, aromas
Distante
en la aquiescencia leve de los sueños


Ojos de burro para mirar el mundo
manos de obrero para acariciar tus pechos
Orejas de burro para escuchar tus sinrazones
alma de pobre para soportar el yugo
Asno de oro debiera ser a mis años
pero en eterno baldio me he convertido
Ojos de burro para llorar mi pena...




  El cielo avisa con precisa dispersión
-No me oculteis con vuestros fragosos paisajes urbanos!
El cielo grita con la luz de sus colores
-Dejad espacio para que luzca mis estrellas!
Yo se bien que ni es cielo ni es azul
pero entre tantas mentiras,
al menos una es contundentemente bella





Donde otros ven solo nubes
yo veo inquietas formas y figuras
Por eso siempre miro al cielo
buscando algún signo, algún guiño de natura
Donde otros ven solo nubes
yo encuentro el parabien de mi locura




 De cuantas lluvias me has protegido
Cuanto aguacero estrelló sus impetus
contra tu suave y negra tela
Cuantas calles desandamos, de la mano
como amigos, como hermanos.
Pero el tiempo hizo lo suyo...
y hoy estas sepultado, desguazado, desolado
No importa que no entiendas mis palabras,
no importa que no pueda estar bajo tu abrigo
Nosotros, de cualquier forma,
tambien tendremos un final muy parecido... 







La vida pasa a través de tus cristales
Pasa la muerte también
Pero estas tan feliz en tu áulico universo
que no sientes que te roza el hombro
La vida pasa por mis versos
También pasa la muerte
Pero a mi me incomodan los anteojos
Sí, ya se que obviaría los pesares
los maltragos, los sinsabores
Pero perdería de vista tus fulgores
tus sonrisas, tu belleza
La vida pasa a través de tus cristales
confortable, apacible, despojada de calvarios
Prefiero ver el día con mis ojos de burro
con mis ojos sorprendidos
con mis versos deshojados
con mis pírricos triunfos





Los caminos de la Fe
son extraños y diversos
Plagados de ruegos y desmesuras
de plácemes y devociones
Los caminos de la Fe
son intrincados y primales
Ante ellos yo camino indiferente
descreido y desvelado
Prefiero transitar lúcidamente
la Fe del que no espera,
la que moviliza, la que construye
La Fe sin adornos, la Fe desnuda
la que crece hacia el mañana
la Fe de la cordura...







La noche se agolpa en mis ojos
Difusas siluetas atestiguan mi incertidumbre
La Noche se desdibuja en los balcones
increpando a mi curiosa mirada
Disparo al cielo mi esperanza
y la remonto con tu voz
y vuela libre de ataduras
si va en las alas de tu amor 

Allí se yergue la realidad 
como un cielo acechante
a veces hostil
a veces fragante
pero siempre ineludible
como un muro






Yace en el fondo de una lata
De corta vida, vida de sapo
Correteó después de la tormenta
y murió sapamente, casi sin que se notara
Dejó este mundo sin gozar siquiera
de favores de doncella alguna
que lo besara, cansada de besar sapos
en busca de la hermosura 







Inexorable bruma
como alivio del cielo
como ansia del alma
como cansina tonada
que desde el fondo de los siglos
anuncia el día
Insondable calma
aroma del alba







Pájaros urbanos
detienen su volar
para entonar
un electrico trino
Pájaros urbanos
suspendidos en el cielo
por señales del progreso
Pájaros urbanos
en delicado equilibrio antinatural

 




Abriendose paso hacia la tierra
enredadas en la búsqueda de vitalidad
Cruzando las capas de la memoria
espejo insondable de mi humanidad
Allí estan mis raices
enreveradas y silenciosas
ajenas a fronteras y paises
nutriendo mi espacio
alimentandome en silencio







Desnudas, sorprendidas, por el paso del tiempo
Testigo presenciales de un sinfin de días
Humilladas por el musgo y la desidia
Provocantes señoras del pasado
La furia no podra ocultar tanta belleza
Sus lujuriosas formas refutan el cinismo de la historia







Tus formas, tus colores, tus texturas
me obseden y desvelan
Mundo de piedra, edad despierta
Mundo de torpes, edad deforme
Piedra sin alas, amor de pobres...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada